09 diciembre 2012

A LA SIERRA DE MADRID

 
Ahora con el frío, lo que menos apetece es más frío aunque yo adoro el invierno y sobre todo la Navidad. Me encantan los días fríos pero soleados y como el otro día fue uno de esos me subí a la sierra de Madrid a disfrutar del solecito y a respirar un poco de aire de verdad que siempre viene bien. A los madrileños, no sé si conoceréis La Barranca, un hotel en Navacerrada, y si no os suena por eso alomejor lo reconoceis por el hospital abandonado que hay uno poco más abajo, pues ahí estuve, dando un paseo por el campo y disfrutando de unas maravillosas vistas.
 
Como hacía bastante frío me calcé unas botas de montaña, unos vaqueros, un jersey calentito de H&M y la cazadora de cuero que me prestó mi madre.
 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada